Catarina y los dem√°s (2011)
  • Catarina e os Outros
  • Catarina y los dem√°s
Promedio: 4.3 (64 votos)
Tu puntuación:
Loading
Presione continuar para ver la película.
Continuar
    • Fecha de estreno
    • 1/3/2011
    • Tagline
    • Catarina found she is HIV positive. She wants to drag everyone else along.

Catarina y los otros de André Badalo es un cortometraje de ficción portugués que literalmente lanzó la carrera de una excelente actriz joven como Victória Guerra.
Catarina (Guerra) es una joven cuyos √ļnicos encantos que conocemos est√°n directamente relacionados con su extrema belleza. Durante breves momentos de su d√≠a, Catarina est√° prisionera¬† en su habitaci√≥n porque ella lo quiere as√≠, donde entre las cuatro paredes, mira lo que la rodea, siempre sumergida en sus pensamientos.

Alejada de todo y de todos y sin ninguna se√Īal de lo que la atormenta, Catarina solo sale de su habitaci√≥n para vagar sin rumbo por una ciudad donde busca pareja sexual. Cualquiera y todos los que le dan breves momentos de sexo sin protecci√≥n. Hasta el d√≠a en que la verdad sea finalmente expuesta.

Andr√© Badalo y Sara Esteves escribieron un guion en el que podemos presenciar muy de cerca el camino de la autodestrucci√≥n de una joven. Pocos son los elementos que se nos proporcionan inicialmente pero nos damos cuenta de que su falta de amor propio no se debe a ning√ļn problema de apariencia. Esta joven mujer es extremadamente bella y sin duda tendr√≠a todo un futuro prometedor por delante. Sin embargo, nos preguntamos... ¬ŅEs solo un bello rostro que ha elegido un camino que conduce claramente a su propia muerte? Y si es as√≠... ¬ŅPor qu√©?

Para la composición de su personaje, Victória Guerra recurre a un desprendimiento casi total de la realidad. No la vemos preocupada por nada de lo que sucede a su alrededor, ni por los pocos mensajes que escuchamos de una madre preocupada. Su propósito, desde el momento en que se despierta, es solo caminar por las calles como un depredador dispuesto a cazar a la siguiente víctima -la que también es un depredador a su manera- en una total indiferencia que se vuelve preocupante.

De noche y de d√≠a, recorre los lugares m√°s variados, desde una discoteca donde se encuentra con el primer hombre (Rui Porto Nunes) con el que se involucra en el ba√Īo, el segundo (C√Ęndido Ferreira) en las ruinas de alguna urbanizaci√≥n, en tercer lugar con una pareja (Philippe Leroux y Maria Jo√£o Bastos) mientras sus hijos esperan en la habitaci√≥n y, finalmente, cuando "atiende" a los tres pasajeros del coche (Tiago Aldeiaiaia, Pedro Carvalho y Lu√≠s Garc√≠a), todos con la misma enajenaci√≥n e indiferencia hacia este lugar, lo que ocurre por un corto tiempo.

"Catarina" dejó de preocuparse por su estado. También nos damos cuenta de que esta falta de seguridad física, por parte de aquellos a los que se dirige en los más diversos lugares, así como la manera desprotegida en que se relaciona con ellos, solo puede deberse a su breve condición de vida pero, sin embargo, nada nos prepara como espectadores para la sorpresa final que puede poner en duda todos los acontecimientos anteriores.

Es esta ruta de autodestrucci√≥n que ya he mencionado la que est√° presente a lo largo de este gran cortometraje y sus signos y evidencias son constantes. Desde la falta de comunicaci√≥n que estableces con los m√°s cercanos, pasando por tu objetivo diario de (sabemos que en un momento dado) infectar a todos aquellos que en tu opini√≥n tambi√©n son objeto de riesgo. De las reuniones ocasionales en una discoteca donde da a luz en un ba√Īo sucio, pasando por lugares abandonados y tambi√©n degradados o incluso el ocasional enganche en la calle donde cualquiera puede aparecer sin olvidar la lujosa casa donde ella se divierte con la pareja mientras sus hijos esperan en la habitaci√≥n de al lado, Catarina y los otros denota una incomodidad total del espectador que observa este camino sin consecuencias aparentes que se√Īalan la degradaci√≥n psicol√≥gica de esta joven mujer.

Todos estos elementos son, de una manera u otra, el efecto de alguien que se dejó llevar y entregar a su propio fin. Sin pensar en las consecuencias o la responsabilidad de sus propias acciones. Todo, para ella, se acabó.
Y de hecho ha terminado. Es gracias a la √ļltima parte de este cortometraje que une la noticia que recibe con la magn√≠fica direcci√≥n fotogr√°fica de Emanuel Magessi, Jos√© Pedroso y Patr√≠cia Raposo que percibimos que el lugar donde se encuentra es, m√°s all√° de su habitaci√≥n, el espacio donde se refugia como si fuera un para√≠so perdido. All√≠ encontr√≥ el final de su vida. Aunque no declarado, su fin puede ser imaginado por la secuencia de im√°genes y de espacios por los que pasa.

La magn√≠fica direcci√≥n de Catherine and the Others y Andr√© Badalo nos lleva desde el primer momento a una de esas pel√≠culas negras de los a√Īos 70 donde un improbable vigilante toma el control de su destino, y a las otras, a trav√©s de una larga marcha de venganza por su propia fatalidad, cediendo as√≠ a un final tr√°gico y potencialmente desolador del que estamos privados o, m√°s recientemente, a una m√°s reciente, La Valiente, de Neil Jordan donde un m√°rtir, Jodie Foster, elimina a todos aquellos que ella considera t√≥xicos para una sociedad, tambi√©n ya perdida.

Crítica de la película
Dej√° tu comentario!
¡Sólo los usuarios registrados pueden comentar!