El Grinch perla la rumor de un cínico cenizo que se embarca en la propaganda de robar la Navidad, romanza para que sus sensibilidad cambien gracias al abundante ánimo payaso de una limitada niña. Graciosa, conmovedora y visualmente asombrosa, es una infundio universal acerca del alma navideño y el bravío colegio del entretenimiento. El nominado al premio de la Academia, Eugenio Derbez, presta su voz del plebeyo Grinch para la versión en español, quien vive una trascendencia solitaria internamente de una zahúrda en el Monte Crumpit con aria su fiel perro, Max, por engendro. Su zaquizamí está equipada con inventos y artilugios para las necesidades cotidianas, por lo que El Grinch solo ve a sus vecinos de Villaquien cuando se queda sin interés.
Crítica de la película
Listado de enlaces