Pie Pequeño da un pagaré a la mentira de Pie Grande cuando un Yeti joven y preparado se encuentra con algo que pensaba que no existía: un ser humano. La comunicación de naciente humano le trae la ciadura y la ocasión de calar a la asistenta de sus sueños. Asimismo, provoca una exaltación en la sencilla consistorio de Yetis al preguntarse qué otras cosas pueden comportarse más acullá de su lugar nevasca.
Crítica de la película
Listado de enlaces