A Hidden Life (2019)
  • A Hidden Life
  • A Hidden Life
Promedio: N/A (0 votos)
Tu puntuación:
Loading
Presione continuar para ver la película.
Continuar

A medida que los cr√≠ticos comienzan a discutir pel√≠culas que terminar√°n en lo mejor de su lista de la d√©cada, muchos est√°n incluyendo The Tree of Life, de Terrence Malick, en sus debates internos. El drama de 2011 gan√≥ la Palma de Oro, se convirti√≥ en la segunda pel√≠cula de autor en ganar una nominaci√≥n a la Mejor Pel√≠cula y fue algo as√≠ como un regreso despu√©s del decepcionante Nuevo Mundo seis a√Īos antes. Frustrantemente, sus √ļltimas tres creaciones llenas de estrellas han sido lo que solo puede describirse como un desastre. En Knight of Cups, To The Wonder y Song to Song, la t√©cnica est√©tica de Malick de c√°mara en movimiento, paisajes magn√≠ficos, intercortes y voz en off se ha convertido en una especie de parodia de s√≠ mismo. Armado con una historia real ambientada en el punto √°lgido de la Segunda Guerra Mundial, Malick demuestra que a√ļn puede estar corriendo con los humos con su √ļltimo esfuerzo, Radegund.

En competici√≥n en el Festival de Cine de Cannes de 2019, Vida oculta cuenta la historia de Franz J√§gerst√§tter (August Diehl), un ciudadano austriaco que termin√≥ convirti√©ndose en un objetor de conciencia al servicio en el ej√©rcito nazi de Hitler. La pel√≠cula comienza con Franz y su esposa Franziska (Valerie Pachner) viviendo una existencia pac√≠fica con sus tres hijas peque√Īas en una peque√Īa distancia. Descubrimos c√≥mo se conocieron. Los vemos trabajando juntos en el campo. Los vemos jugando con sus hijos. Y, lo que es m√°s importante, los vemos gloriosamente enamorados en un estilo de mano que se puede esperar de una pel√≠cula de Malick.

Cuando Austria se rinde a Alemania, Franz es llamado a un entrenamiento militar. A medida que a los soldados se les muestran los noticieros de los nazis que avanzan sobre Francia y otras naciones, Franz se siente cada vez más incómodo con los procedimientos. Sin embargo, su estadía es corta, y pronto regresa a casa y todo parece volver a la normalidad. No lo es, por supuesto.

Una fiebre xen√≥foba se ha abatido sobre el peque√Īo pueblo de J√§gerst√§tter, Radegund, con el alcalde lanzando propaganda racista nazi y la gente del pueblo creyendo que las cosas estaban mal antes de la llegada de Hitler.¬† La dif√≠cil situaci√≥n de los jud√≠os alemanes y europeos apenas se menciona en esta secuencia o m√°s adelante en la pel√≠cula, lo cual es angustioso si se tiene en cuenta lo endeble que es el razonamiento de Franz para no querer servir en el ej√©rcito. Franz hace su desaprobaci√≥n del conocimiento p√ļblico de Hitler, sin embargo, atrayendo la ira de algunos de sus compa√Īeros.

Temeroso de ser llamado a filas, Franz visita a su obispo para pedirle consejo religioso sobre cómo abstenerse de la guerra. Su Excelencia no es de mucha ayuda, ya que claramente teme las represalias de un gobierno nazi que ha enviado sacerdotes a campos de concentración. Las Escrituras dicen que lo que hacen los nazis está mal, pero la Iglesia Católica en Austria no va a ir allí. A pesar de la creencia de Franziska de que no llamarán a Franz porque es un granjero, ocurre lo inevitable y su marido se presenta a trabajar. Al hacer cola con otros soldados instruidos para jurar su lealtad a Adolfo Hitler, Franz se abstiene. Ha sido rápidamente arrastrado y arrestado.

Con Franz agarrándose a sus armas y negándose a firmar lealtad a Hitler, es importante darse cuenta de que a estas alturas de la película nunca ha explicado claramente por qué quiere ser un objetor (una frase que no se usa en la película). Solo se refiere a que Hitler es malo y la guerra es un error. No es hasta la mitad de la estancia extremadamente larga de Franz en dos prisiones militares diferentes que pasa a su fe, lo cual - clic - tiene sentido después de esas escenas que leen en voz alta en la Iglesia. En la vida real, Franz y Franziska eran profundamente religiosos, pero Malick no puede dejarlo lo suficientemente claro hasta que Jägerstätter empieza a referirse a Dios en una voz en off mientras está en custodia. Esto parece ser parte del curso de la Vida Oculta. No tienes ni idea de que Franz estaba esperando un tribunal militar hasta que un abogado aparezca cuando llegue a su segunda prisión en Berlín. Hasta ese momento, parecía que un soldado alemán podía dispararle en cualquier momento.

Una r√°pida b√ļsqueda en Google revela que Malick se ha tomado algunas libertades creativas con hechos hist√≥ricos que son ligeramente desconcertantes. La casa de J√§gerst√§tter en Radegund es una casa de dos pisos m√°s contempor√°nea que la cercana casa de monta√Īa del siglo XIX, la familia es vista viviendo en la foto que los hace parecer extremadamente pobres (¬°estamos apostando a que los J√§gerst√§tter podr√≠an haber tenido una radio en la vida real, pero no electricidad en la pel√≠cula!) Tambi√©n es conveniente dejar de lado que la iglesia ayud√≥ a diferir el servicio militar de Franz mientras √©l trabajaba como sacrist√°n para ellos. Este hecho por s√≠ solo habr√≠a creado una tensi√≥n m√°s genuina en la pel√≠cula si se hubiera incluido en los procedimientos. Y ese es otro de los problemas de la pel√≠cula.

Como Malick no tiene rumbo en su cine, termina repitiendo el mismo punto una y otra vez.

 

Crítica de la película
Dej√° tu comentario!
¡Sólo los usuarios registrados pueden comentar!